Lunes 26 de marzo de 2018

Casa de Moneda es la empresa más antigua de Chile

Una moneda de oro con la imagen del rey Fernando VI de España, fue la primera pieza que se acuñó en los talleres de Casa de Moneda de Chile, fundada en 1743.

  • Compartir con whatsapp
  • Compartir con twitter
  • Compartir con facebook
  • Compartir con mail

Una moneda de oro con la imagen del rey Fernando VI de España fue la primera pieza que se acuñó en los talleres de Casa de Moneda de Chile, fundada en 1743. Con casi tres siglos de historia, esta empresa es la más antigua de Chile en el rubro de la acuñación de monedas y la impresión de billetes que aún se encuentra en funcionamiento, y cuenta con una lista de clientes tales como Chile, la República Dominicana, Guatemala, El Salvador, Venezuela, Paraguay, Argentina, Bolivia, Uruguay, Tailandia, Filipinas entre otros.

Casa de Moneda de Chile es una sociedad anónima de propiedad del Estado que, a partir de 2009, lleva adelante un plan de renovación estratégica para convertirse en líder de la región. De esta manera, se ha potenciado como una empresa moderna, segura y eficiente, que ofrece productos de la más alta calidad en el mercado nacional e internacional sin perder su prestigio histórico. Además de billetes, monedas y medallas, Casa de Moneda produce todo tipo de documentos valorados, como licencias de conducir, sellos postales, placas patente y pasaportes.

En la línea del tiempo, conozca los detalles de una historia que continúa hasta nuestros días.

En 1733, el Cabildo de Santiago le pidió al rey Felipe V la instalación en Chile de una casa de acuñación de monedas. Frente a la demora de la respuesta, Francisco García Huidobro, comerciante español avecindado en Santiago, solicitó en 1741 al rey de España permiso para instalar una fábrica de monedas y así solucionar el problema de creación de circulante, que se producía cuando se atrasaba el envío de monedas desde Perú

Imagen foto_00000006
En febrero de 1782, a solicitud del mismo superintendente, el arquitecto italiano Joaquín Toesca presentó el diseño definitivo de lo que sería el nuevo edificio.

Por su parte, Huidobro se comprometió a costear la instalación de la fábrica, dotarla de herramientas, pagar operarios y comprar los metales para la acuñación, pero a cambio solicitó el cargo de Tesorero Perpetuo y el usufructo de las utilidades de la amonedación, privilegios que debían ser heredados a sus descendientes.

El 1 de octubre de 1743, Casa de Moneda fue creada por la Cédula del Rey de España Felipe V, a cargo de su principal promotor, financista y "Tesorero Perpetuo", Francisco García de Huidobro, quien la instaló en definitiva en un solar de la calle "De los Huérfanos" (hoy, sucursal del Banco BBVA en Huérfanos 1234).

El 10 de septiembre de 1749 se acuñó la primera moneda en esta institución: Media Onza de oro con la imagen de Fernando Vl.

En agosto de 1770, debido a la rentabilidad de la que no participaba la corona, el rey Carlos III dictó una Real Cédula mediante la cual se incorporó la Casa de Moneda al patrimonio de la corona, poniendo fin después de 21 años a los privilegios otorgados a García Huidobro y a sus descendientes.

En 1772 se produjo el nombramiento de Mateo de Toro y Zambrano como superintendente de la institución, quien resolvió el traslado de la Casa de Moneda al Colegio Máximo de San Miguel, antigua propiedad de los jesuitas.